• Julio 17, 2017 a las 17:47 #296
    alejandro
    Keymaster

    Antes de empezar las operaciones de colocación, cualquiera que sea el soporte, conviene comprobar que éste tenga las siguientes características:

    • esté completamente limpio de grasa, aceite polvo.
    • esté seco, sin restos de cemento, resina, pintura ni partículas sueltas.
    • sea perfectamente resistente y compacto.
    • sea plano. Es fundamental rellenar los desniveles con la ayuda de productos auto nivelantes adecuados.
    • sea estable, sin grietas y haya efectuado el correcto fraguado. En caso de soportes y soleras inestables o con ligeras fisuras, se recomienda el uso de una malla anti-fractura entre el soporte y la pieza.
    • disponga de la dureza y resistencia mecánica adecuadas a las tensiones que deberá soportar por su uso previsto.
    • se haya realizado con las juntas perimetrales y de dilatación necesarias.

Debes estar registrado para responder a este debate.